31 de enero de 2009

Anaïg 1986 vs Anaïg 2009












En mi línea de no respetar la privacidad de Anaïg, me veo en la obligación moral de poner esto. Nótese el sello de dos francos con veinte y el matasellos con fecha de 29 de julio de 1986.

30 de enero de 2009

26 de enero de 2009

Sr. Chinarro

Ahora que los discos no recogidos en este recopilatorio han permitido a Antonio Luque dejar la planta sevillana de Bollycao, relanzo por aquí un resumen de su carrera, que puede descomponerse en tres etapas:
1 la etapa indie (que, obviamente, es la que más nos gusta) abarca sus cuatro primeros discos, incluyendo esas dos joyacas que son el porqué de mis peinados y noséqué nosécuántos. Influencias evidentes de los Cure y letras incomprensibles, siempre con ese toquecillo levemente flamenquizante.
2 la etapa mala: para qué andarnos con rodeos. La primera ópera envasada al vacío es una mierda de disco, pese a su reconocimiento internacional (aquel especial de los Inrockuptibles titulado le nouveau rock espagnol...). Los dos siguientes no arreglan el desastre.
3 la etapa accesible: el luminoso fuego amigo nos hizo creer de nuevo en él, y este venció su timidez, lo que le ha abierto nuevos públicos, algo que siempre está bien, pero hay que decir que los dos últimos discos son bastante sosos (salvo esa maravilla que es Los Ángeles, incluida en el resumen 2008).

22 de enero de 2009

O novo tropicalismo!

El nuevo tropicalismo ha dignificado un género tradicionalmente insoportable al cruzarlo con la psicodelia o los espirituales marchosos:

Panda Bear 2007 person pitch (imprescindible)
El Guincho 2007 alegranza
Coconot 2008 cosa astral
Animal Collective 2009 merriweather post pavillion

Los dospuntoceristas parecen empeñados en convertir a este último en el disco del año (¡Y llevamos tres semanas!). Será la resaca post-listas 2008. Además, como estos músicos son unos bestias, no sería raro que sacaran otro en diciembre, para así copar los puestos 1 y 2 de pitchfork.

21 de enero de 2009

OST anime FC volumen 10

Lo más bonito que me ha pasado en Internet, en los tiempos de Spanishare: en su día el ágora p2p más importante de todo el mundo hispanohablante. El mundo de la animación japonesa es mucho más de lo que parece, especialmente en el sector cinematográfico (aunque ya sabéis que el 90% de todo es mierda, y el anime no escapa a esta norma) y también hay algunas series cortas que son un joya. A modo indicativo podéis fijaros en los títulos representados en este disco, casi todos ellos recomendables. Y luego las bandas sonoras de anime, pues son un mundo aparte, infestado de lo peor de la baja cultura con lo más sublime de las tradiciones musicales de oriente y occidente. Descarga.

20 de enero de 2009

16 de enero de 2009

España a las ocho

Observen detenidamente la foto de este bar de la Huerta del Rey oriental (es un barrio de Valladolid, para mis tres lectores no pucelizantes). Es un bar de barrio de clase media (iluminación halógena y excesiva, teles planas, madera insulsa, máquinas de tabaco, tragaperras y recreativa -fuera de plano, iluminando la cara de la chica de la derecha). El ¿mármol? está sucio, porque en los bares de España las cosas se tiran al suelo para que los camareros recuerden qué posición social ocupan. El momento es Navidad (Papá Noel colgante, arriba a la izquierda), y la hora se adivina por el tema central, que motivó el disparo. Rubén y Paloma están a punto de bajar, y Tania está esperando (justicia poética...) en la plaza mayor de Girón, a dos pasos, barrio-pueblo que protagonizará próximamente el blog.

Mi jefa da una conferencia sobre GMG, el segundo escritor vallisoletano vivo más famoso, con quien tuve en su día la oportunidad de ensalzar al Medem de 1998 y despotricar del Peter Greenaway de cualquier época, y con cuyos hijos entablé amistad en dos etapas afortunadamente diferenciadas (instituto y universidad).
Y mi primera "clase magistral" (aunque creo que era un TD), es decir, la primera en la que no tengo que esforzarme en conducir debates en los que no debo participar porque debo hacer participar a mis estudiantes, y calificarles al vuelo.
Fue para echarle un cable a quien enseña sobre los medios de comunicación, etc. Así que les di un repaso a los grupos empresariales de la cosa, durante casi tres horas (es que había mucha cera que repartir). Me gustó la experiencia. Desde luego cansa, pero lo hace de un modo más agradable de como lo hacen mis clases habituales: cuando sueltas el rollo, la presión es menor. Tuvo lugar en diciembre, y preparé uno de mis tradicionales esquemas: sé que echáis de menos mis ya míticos carteles de Alternativa, así que aquí va la joya (no se molesten en criticarme: está hecho a matacaballo y soy yo, vaya...).